Archivo de la categoría: Actualidad

Actualizada la campaña «Golpe de Calor» FPHIB

Coincidiendo con la llegada de altas temperaturas, propias de la época estival, la Fundación Prevención Hostelería Illes Balears ha actualizado los contenidos editados el pasado ejercicio sobre la campaña «Golpe de Calor».

Entre otras cosas, se ha introducido el concepto de exposición a la radiación ultravioleta, la cual en altas concentraciones, puede causar serios efectos negativos para el cuerpo entre los trabajadores y trabajadoras del sector.

A partir de estos materiales se pretende formar e informar de los principales riesgos ante los cuales los trabajadores pueden enfrentarse en su desarrollo diario de las tareas relacionadas con su puesto de trabajo, relativas a largas exposiciones al sol.

Todos estos materiales pueden ser consultados y/o descargados, de forma gratuita, desde nuestra web, sección de proyectos y materiales descargables.

Fuente: FPHIB

Entregados los premios del XI Concurso de Carteles FPHIB – EHIB

En un acto celebrado en la Escuela de Hostelería de les Illes Balears, se llevó a cabo la entrega de los galardones a los premiados del undécimo concurso de carteles en materia de prevención de riesgos laborales en hostelería, organizado anualmente por parte de la Fundación Prevención Hostelería Illes Balears y la Escola de Hostelería.

Al mismo asistieron la profesora de la materia, Sunilda Muntaner, así como la Directora de la Escuela, María Tugores, mientras que por parte de la FPHIB fue Silvia Montejano, como patrono de la misma.

En el acto se destacó la importancia de la materia para los futuros trabajadores y trabajadoras del sector, los cuales actualmente cursan los estudios de hostelería, así como la labor que en esta materia ejecuta año tras año la Fundación con campañas, entre otras, como el citado concurso.

Una selección de los carteles participantes en esta edición, entre los que destacan los tres premiados, ya se encuentra en nuestra web (sección de materiales descargables) para el uso por parte de las empresas del sector en sus centros de trabajo.

Fuente: FPHIB

Baleares presenta su nueva ley turística que exigirá a las empresas medidas pioneras en sostenibilidad medioambiental y derechos laborales

El Govern de las Illes Balears presenta la nueva ley autonómica de turismo que supondrá una inversión pública de 55 millones de euros y un cambio sustancial hacia el modelo turístico del futuro: responsable laboral y medioambientalmente.

La presidenta Francina Armengol ha detallado los ejes de esta normativa pionera en el Estado en un acto en Madrid al que han acudido un centenar de personas, entre los que se contaban la vicepresidenta segunda del Gobierno de España y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, los líderes estatales de los sindicatos CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, así como los principales representantes del sector turístico de las islas.

El nuevo marco legal se ha desarrollado con el objetivo de que las Islas Baleares puedan seguir liderando el turismo gracias a toda una serie de transformaciones que lleven al destino a ser plenamente sostenible y circular.

La norma, tal y como ha destacado Armengol, permitirá que las Islas lideren este proceso en torno a una sostenibilidad entendida en una triple vertiente: social, económica y medioambiental. Para ello, el nuevo marco legal recoge toda una serie de medidas que permitirán un crecimiento económico más inclusivo y más sostenible, una mejora de la convivencia entre trabajadores, residentes y turistas, un uso más eficiente de los recursos, así como un nuevo impulso a la colaboración público – privada, tal y como marca la gestión de los fondos europeos. Todo ello para lograr que las Islas Baleares se conviertan en un destino pensado no solo para los turistas, sino también para residentes y trabajadores del sector.

Armengol ha defendido esta “estrategia ambiciosa” para “convertir al sector turístico en motor de impactos positivos en toda la sociedad”, que permitirá a las islas ser “más sostenibles en lo social y en lo ecológico”. La presidenta ha explicado que la colaboración con el sector, primer interesado en continuar a la vanguardia mundial en la innovación turística, permitirá avanzar en “una transformación que lleva tiempo en marcha” y que supondrá “no volver al 2019, sino llegar a un punto mejor en todos los aspectos: en calidad del empleo, en salarios, en oportunidades para los emprendedores, en negocio, en sostenibilidad ambiental y social, en competitividad, en igualdad y derechos”.

Esta ley considera, según la presidenta, al turismo “como una herramienta que ha de impactar de manera positiva en toda la sociedad”,  un planteamiento que generará soluciones “capaces de mejorar a la vez la experiencia del turista, la calidad de vida de los residentes y las condiciones laborales de los trabajadores” y que permitirá que “el turismo que nos convirtió en referencia mundial de negocio y en paraíso soñado para el ocio, nos lleve ahora a liderar la regeneración ambiental y el progreso social”.

En este sentido, la norma contempla aumentar la protección a las camareras de piso, un colectivo muy afectado por la siniestralidad laboral. De esta forma, desde el año 2023, los hoteles de las islas deberán instalar camas elevables (mecánicas o eléctricas) para facilitar su trabajo, una medida que implica renovar 300.000 camas y de la que se beneficiarán más de 20.000 camareras de piso. Cabe recordar que el 35% de los accidentes laborales que sufre este colectivo están relacionados con los sobreesfuerzos.

Al mismo tiempo, la norma apuesta por una economía circular en el sector, por lo que se exigirá a todas las empresas contar con un plan de circularidad, lo que convertirá a las Islas Baleares en un destino pionero a la hora de normativizar esta cuestión, y adecuar al mismo tiempo, la normativa turística a los objetivos de dos leyes autonómicas, la de Cambio Climático y la de Residuos.

En esta línea, la circularidad abarcará aspectos como la alimentación, el uso y cuidado del agua, los residuos o las energías limpias. Entre las directrices que establecerá en torno a estas cuestiones, en el ámbito de la alimentación se prohibirá la utilización de especies clasificadas dentro de categorías amenazadas y se establecerá como obligatoria la trazabilidad del pescado y del marisco de origen balear.

En cuanto a la energía, se obligará a los establecimientos turísticos a cambiar las calderas fuel oil por otras de gas natural o eléctricas, emitiendo anualmente 57.600 kilos de CO2 menos por establecimiento.

Dentro del ámbito del agua, la norma establece la obligatoriedad de instalar sistemas de doble pulsador en las cisternas de los WC en los hoteles, así como la instalación de dispositivos de ahorro de agua en grifos de lavabos, bañeras y duchas. También se potenciará el aprovechamiento de las aguas pluviales, lo que será un factor a tener en cuenta en la mejora de la clasificación del establecimiento, y los alojamientos turísticos deberán medir el consumo de agua.

Por último, en cuestión de residuos, la norma prohibirá el uso de los amenities (comodidades sanitarias de baño) de un solo uso. Al mismo tiempo, los hoteles deberán sustituir el uso de papel por códigos QR y también estarán obligados a medir el consumo de residuos. Además, los establecimientos deberán controlar las temperaturas de los edificios de manera integral, también en las zonas reservadas al personal, especialmente en las cocinas.

La norma también recoge otras medidas como una modificación completa en los baremos que servirán para establecer la clasificación hotelera, entre los que se incluyen incrementos de la puntuación a medidas de circularidad, como el uso de energías renovables o sistemas de optimización de consumo.

Fuente: CAIB

28 de abril, Día Internacional sobre la Seguridad y Salud en el Trabajo

La Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales en el sector de Hostelería de les Illes Balears (FPHIB) es una institución creada al amparo del Convenio Colectivo de Hostelería por las principales organizaciones sindicales y empresariales del sector con más de diez años de existencia.

Su objeto principal es el de velar por la seguridad y salud en el trabajo mediante el desarrollo de acciones tendentes a la mejora en las condiciones laborales.

Es por ello que de forma continua desarrolla campañas y proyectos que permitan a los trabajadores, trabajadoras y empresas del sector formarse, informarse y conocer materias relacionadas con la prevención de riesgos laborales que les sean útiles en el desarrollo de sus actividades.

En estos pasados años, donde la situación causada por la pandemia de Covid-19 ha supuesto un auténtico reto en todos los aspectos relacionados con la prevención de riesgos laborales, la labor de la FPHIB se ha visto acrecentada. A partir de los esfuerzos conjuntos de la propia Fundación y las organizaciones que la integran se han desarrollado contenidos específicos para hacer frente a los riesgos derivados del virus dirigidos a empresas, trabajadores y trabajadoras del sector.

Además de en estos contenidos específicos relacionados con la pandemia, la Fundación ha continuado desarrollando contenidos formativos e informativos en materia de prevención de riesgos laborales.

Entre otros, se han editado unos trípticos formativos, organizados por cada una de las áreas funcionales en las que se divide el sector de hostelería, y cuya peculiaridad reside en que se han elaborado en diversos idiomas (castellano, catalán, inglés, alemán y francés) al objeto de servir como material de formación para aquellos trabajadores cuya lengua nativa no fuera el castellano o catalán.

Por otra parte, y a fin de adaptarse a la nueva realidad de movilidad en las ciudades, se prepararon una serie de contenidos referentes a seguridad vial para vehículos de movilidad personal como patinetes eléctricos, bicicletas y elementos similares, tan comunes actualmente en nuestras calles.

Desde la FPHIB, en colaboración con las organizaciones empresariales y sindicales que la integran, así como a través de colaboraciones con entidades externas de reconocido prestigio y administraciones locales y autonómicas, continuaremos trabajando en el desarrollo de contenidos que sirvan como referencia a trabajadores, trabajadoras y empresas del sector de hostelería en todos los campos relacionados con la prevención.

En un día como el de hoy, Día Internacional sobre la Seguridad y Salud en el Trabajo, debemos remarcar que la prevención de riesgos laborales sea considerada por trabajadores, trabajadoras y empresas como una necesidad y nunca como una mera obligación, de forma que el desarrollo de unas prácticas de trabajo seguras y la adaptación de las medidas necesarias para su consecución sean objetivos comunes a fin de reducir a su mínima expresión los riesgos laborales.

Finalmente, desde estas líneas nos ponemos a disposición para que cualquier persona relacionada con el sector pueda hacernos llegar sus dudas o consultas en materia de prevención a los teléfonos de la Fundación (871/707786 y 663900692) o bien a través del correo electrónico (gerent@fphib.es)

Undécima edición del concurso de carteles PRL FPHIB – EHIB

Por undécima edición consecutiva, este mes de abril la Fundación Prevención Hostelería Illes Balears, conjuntamente con la Escola d’Hosteleria de les Illes Balears, celebra el concurso de cartelería en materia de prevención de riesgos laborales, entre los alumnos de primero de la especialidad de cocina y restauración así como los alumnos de la especialidad de alojamiento.

Así, a través de la asignatura de prevención de riesgos laborales, impartida por la profesora Sunilda Muntaner a ambas especialidades, se lleva a cabo un concurso donde los alumnos participantes pueden presentar sus carteles formativos e informativos en materia de prevención de riesgos en el sector.

Tras esta presentación y a través de los votos de los responsables de ambas organizaciones, se seleccionan los tres mejores trabajos, que son premiados en una gala a tal efecto en la sede de la propia Escuela, como uno de los actos de fin de curso.

Además de estos premiados,  los carteles participantes serán publicados en la APP de la FPHIB, en una sección específica a tal efecto, y cualquier usuario de la aplicación podrá otorgar tres votos a los trabajos que considere mejores. De estas votaciones surgirá un premiado más, que junto con los tres anteriormente citados, serán galardonados en el acto de entrega de premios.

Finalmente y de forma paralela, se llevará a cabo un concurso a través de la cuenta de Instagram de la Fundación en la cual cualquier persona, siguiendo unas sencillas instrucciones podrá participar y obtener un premio especial.

La aplicación de la FPHIB puede ser descargada a través de la store de IOS y Android.

Fuente: FPHIB

Publicado en el BOE el fin de la obligatoriedad de mascarillas en interiores

El Boletín Oficial de Estado (BOE) publicó ayer el Real Decreto 286/2022, de 19 de abril, cuyas disposiciones entraron en vigor de forma inmediata. La norma deroga la obligatoriedad de llevar mascarilla en interiores salvo en determinados supuestos. En los centros de trabajo, los departamentos de riesgos podrán emitir recomendaciones y obligar a su uso acogiéndose a las especificaciones de riesgos laborales, pero, como norma general, la mascarilla pasa a ser opcional desde este momento para todos los trabajadores.

Con la publicación del Real Decreto 286/2022 queda derogado el Real Decreto 115/2022, de 8 de febrero, por el que se modifica la obligatoriedad del uso de mascarillas durante la crisis sanitaria, y deroga toda norma anterior o de inferior rango por el principio de jerarquía normativa.

Como norma general, este decreto estipula que la mascarilla no es obligatoria ni se podrá obligar a llevarla: pasa a ser optativa en espacios interiores, además de en exteriores, y se recupera el derecho de los ciudadanos de poder quitársela o llevarla en cualquier lugar salvo en determinados supuestos como hospitales y demás centros y establecimientos sanitarios y transporte público.

En las empresas privadas y la Administración Pública, los servicios de prevención de riesgos evaluarán cada puesto de trabajo, pero tendrán que concretar y demostrar específicamente el riesgo para argumentar su obligatoriedad en función de las leyes de prevención (PRL), que a día de hoy no las contemplan como obligatorias en ningún entorno laboral, y requeriría un dictamen al respecto. La decisión de las empresas o de las instituciones públicas no podrá ser, por tanto, discrecional ni aleatoria.